Rutas para conocer bosques excepcionales

PORTADA 106

Un pequeño lirón careto avanza a saltitos entre la hojarasca. El sonido que genera, apenas un roce ligero y acompasado, anima el bosque en las últimas horas del día. Trepa rápidamente por el tronco de un haya centenaria que parece estremecerse con el contacto de sus dedos largos, el placer de sentir en su vieja corteza el cosquilleo de sus pasos. Se para de pronto, alertado por el repiqueteo no muy lejano de un pico picapinos que busca insectos con los que saciar su hambre. Las hojas se agitan, la brisa que precede a la oscuridad de la noche parece invitar a muchos animales a dormir al tiempo que despierta a aquellos con hábitos nocturnos. Alguna rama cruje, demasiado vieja para esos embates, y suena como el mástil de un anciano galeón. Irati, Montgarri, Zuriza, Kintoa, Salenques, Vallferrera, La Maçana… Los Pirineos derrochan verdor, historia, biodiversidad y frescor en su miles de masas boscosas, muchas de ellas excepcionales. El mundo de los Pirineos nº 106

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s