Aneto y los montes malditos

PIRINEOS117 portada.jpg

El sol recorre el perfil quebrado de los Malditos. Sube la Maladeta, respira en Abadias, se sube a la chepa del Maldito y acaricia al Astorg bajo la atenta mirada de Coronas, mientras el Aneto espera paciente su turno, sabedor de que es el más alto, el que marca el ritmo, el que impone su ley. Tempestades, por mucho nombre que se ponga, es un segundón, de lujo eso sí, pero segundón. Mas el sol lo acaricia por igual, mientras devora los hielos ancestrales, cada más diezmados, abocados a la desaparición.

¿Quieres conocerlos mejor? Te lo contamos todo y te hacemos las mejores propuestas de montaña en el siguiente número de la revista, el nº 117 de El mundo de los Pirineos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s