Otoño en los Pirineos

Llega septiembre y les saca los colores a los bosques pirenaicos. Amarillos por aquí, pardos por allá, unas pinceladas rojas sin orden ni concierto y el empeño del verde en seguir en su sitio. Así se compone una rapsodia que a medida que pasan los días y las semanas, incluye bemoles y sostenidos, y para cuando llega octubre es una composición viva cuyos acordes libres, entre la melancolía y el drama, adoptan el brillo que les aportan las primeras nieves, finas como la seda. Luego el fío helador de noviembre se encargará de convertir los lagos en espejos. Es la belleza que ha plasmado Asier Castro en el calendario de Pirineos 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s